?php echo do_shortcode("[adl-post-slider id='12621']"); ?

Desde luego que te encantaría levantarte de la cama con una sonrisa habiendo descansado plácidamente, ponerte el desayuno mientras tarareas tu canción preferida, y encarar el día lleno de energía y con un estupendo humor.

Pero la realidad es bien diferente, y en tu día a día se mezclan más bien otro tipo de sensaciones y sentimientos que hacen que tu estado de ánimo sea muchas veces negativo y desagradable.

Situaciones de este tipo, pueden explicarse por la existencia de un trastorno emocional, que se define como aquel que altera tu estado de ánimo o humor.

Las últimas décadas han supuesto que nos hayamos acostumbrado a convivir con algunos de los trastornos emocionales más comunes, y los números explican el porqué.

Se estima que unos 300 millones de personas sufren depresión en el mundo, mientras que cerca de 265 millones padecen ansiedad.

Trastornos emocionales depresivos

Estoy deprimido.

Sin saber muy bien lo que quiere decir, quizás te hayas descubierto a ti mismo algún día repitiendo esas palabras, y es que como mencionábamos anteriormente, la depresión se ha convertido en una palabra demasiado habitual, hasta convertirse en una de las principales causas de discapacidad en el mundo.

  • Te sientes irritable
  • Lloras
  • Estás triste frecuentemente
  • Te quejas de dolores físicos
  • Estás muy cansado
  • Nada te motiva
  • No duermes bien
  • Te sientes inútil
  • No te puedes concentrar

Todos los anteriores son síntomas de los trastornos emocionales depresivos, cuyos efectos van desde ser incapaz de llevar a cabo tus actividades cotidianas, hasta consecuencias fatales en los casos más graves.

Trastornos emocionales ansiosos

Otro tipo de trastornos son los ansiosos, resumidos en otra palabra que también se ha hecho tristemente célebre; la ansiedad.

  • Fuertes palpitaciones
  • Sudores
  • Temblores
  • Sentir ahogo
  • Marearse
  • Tener una sensación de irrealidad
  • Miedo a perder el control
  • Insomnio
  • Tensión

Todos ellos son síntomas del trastorno descrito, que esencia supone tener pensamientos, sensaciones etc. que te hacen prever situaciones peligrosas y generan ese malestar físico y/o mental.

No somos máquinas

Si te planteas el por qué, es decir, por qué tienes que padecer algún trastorno de estas características, quizás puedas entenderlo pensando que el estado de ánimo de los seres humanos es cambiante por naturaleza.

Oscilamos de un estado de ánimo a otro constantemente, y en realidad tu objetivo no debe ser perseguir la euforia infinita, sino más bien un estado de equilibrio

Además, cada persona es diferente, y cada cuál sentirá de forma muy diferente todos los síntomas mencionados. Por ejemplo, pueden ser puntuales y pasajeros, o por el contrario, ser reiterados e incapacitantes.

De ahí que tratar de evitar simplemente las situaciones que te hacen sentir depresión o ansiedad no sea una solución adecuada.

Como otros tantos problemas, se trata de afrontarlo aprendiendo herramientas y técnicas que te ayuden a hacerlo, para que la solución sea permanente y duradera, y te haga oscilar frecuentemente al lado positivo de tu estado de ánimo.

Si necesitas ayuda, si quieres tener herramientas para dejar el consumo, escríbenos te podemos ayudar

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookiesMás información

ACEPTAR
Aviso de cookies