TERAPIA DE FAMILIA

Entendemos que el trastorno adictivo es una enfermedad biopsicosocial por los componentes biológicos, psicológicos y sociales que lo producen, de aquí su tratamiento desde las diferentes áreas.
La familia desempeña un papel importante en el proceso de tratamiento del familiar adicto, además de facilitar que el consumidor tome la decisión de hacer algo para remediar su situación, de motivarle para el tratamiento, puede ofrecer un apoyo paralelo al mismo, decisivo en su rehabilitación. Paralelamente al proceso que se realiza con los afectados, existen programas en los que se orienta y se facilitan pautas de actuación para los familiares, capacitándoles para abordar mejor estas situaciones en beneficio del drogodependiente y en beneficio propio.
La Terapia de Familia es el espacio en el que los familiares de las personas con trastorno adictivo comparten las experiencias de su relación con el adicto (comportamientos, emociones, dificultades….).
En este espacio se habla desde la propia experiencia, sin dar consejos, respetando la opinión de todos los participantes del grupo aunque no la compartamos, sin juzgar. Todo lo que se exprese en el grupo queda en el grupo, es confidencial.
El objetivo de esta terapia de grupo es que los participantes se sientan lo mejor posible consigo mismos. Las experiencias ya vividas por otros miembros del grupo en el trayecto del acompañamiento del familiar adicto ayudan a entender las emociones que sienten y las conductas que tienen, aprenden a ponerse límites, aprenden a utilizar estrategias de comunicación adecuadas, es decir, aprenden a abordar mejor la relación patológica que se crea con la persona adicta, lo que beneficia tanto al familiar como al adicto.

Montse Pardo

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookiesMás información

ACEPTAR
Aviso de cookies