Si consumes y quieres dejas las drogas, deberías pensar en suprimir de tu diccionario la palabra “solo”.

  • Solo me fumo un porro antes de dormir.
  • Solo me meto dos rayitas cada vez que salgo.
  • Solo bebo los fines de semana.

Una simple palabra de 4 letras, que sin embargo puede hacer saltar las alarmas, ya que en cuanto dejas de usarla, el porro ya no es solo el de la noche o las rayas no son solo dos, y comienza el calvario.

La adicción a las drogas no es un problema menor

Iniciarse en el consumo de cualquier sustancia es tan sencillo y progresivo, que muchas veces puedes caer en no darle la importancia que verdaderamente tiene, y sobre todo puedes pasar por alto las consecuencias que supone tener en tu vida este mal hábito.

En su informe anual, el Observatorio Español de las Drogas y las Adicciones lanza unos relevadores datos. Se estima que en 2015 unas 159.000 personas (entre 15 y 64 años) empezaron a consumir cannabis, y por ejemplo, los nuevos consumidores de cocaína fueron unos 41.000.

Este informe recoge otro preocupante dato, que muestra en cierta medida, las consecuencias inmediatas del consumo de drogas. En 2015 se registraron 10.163 casos de urgencias relacionadas con el consumo de drogas.

Es decir, cerca de 30 personas ingresaron cada día de urgencias por drogarse.

Muchas cosas cambiarán cuando decidas dejar las drogas

Entorno, amistades, actividades y en general todo lo que rodea tu actual tipo de vida tiene que cambiar, y eso supondrá que irás por el camino adecuado.

En realidad tiene todo el sentido, los hábitos y rutinas que te has generado llevan irremediablemente al consumo, por eso si quieres resultados diferentes, tienes que hacer cambios.

Quizás esto te suene porque hayas tratado alguna vez de mantener tus hábitos y dejar las drogas, pero el entorno, un día de fiesta o un simple lugar en el que consumias han acabado siendo el detonante de la recaída.

Y sin embargo, el principal cambio será este…

Dejar las drogas supone abstinencia total

Efectivamente, ante el consumo de unas sustancias que generan un problema de esta magnitud y tienen la capacidad de arruinarte la vida en todas sus facetas, la solución pasa por la abstinencia absoluta y permanente.

Escuchar que no se puede dosificar o regular el uso de cualquier droga a la que seas adicto puede sonar duro y chocante al principio.

Sin embargo, es una realidad que a la larga supone una verdadera liberación, ya que es la solución que quizás hayas estado buscando muchas veces, cuando has tratado de dejar las drogas por otros medios.

Los centenares de casos de personas que han aprendido a vivir libres de drogas siguen siendo el motor de nuestra actividad en Casa Bloc.

El siguiente puede ser el tuyo.

Si necesitas ayuda, si quieres tener herramientas para dejar el consumo, escríbenos te podemos ayudar

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookiesMás información

ACEPTAR
Aviso de cookies