Te proponen diferentes planes, te llaman para preguntarte qué tal estás y te invitan a eventos a los que no te apetece ir ni lo más mínimo, porque cada vez que te lo plantean, el mismo pensamiento amargo recorre tu cabeza:

No tengo ganas de nada.

Al hablar de los trastornos emocionales adelantábamos los efectos de la depresión, un trastorno que por lo extendido que está, merece un capítulo aparte, ya que se estima que 300 millones de personas sufren depresión en el mundo.

La depresión es un trastorno del estado de ánimo, que produce prolongados periodos de tristeza, infelicidad o desánimo.

Hay que destacar que todos podemos pasar por momentos en los que nos sintamos más tristes a lo largo de la vida, por lo que sentirse puntualmente melancólico, no tiene porqué indicar la existencia de depresión.

Sin embargo, si estos periodos se extienden durante semanas y condicionan tu vida considerablemente, cabe la posibilidad de que se trate de un trastorno depresivo.

Si te preguntas por qué sufrimos las personas este tipo de trastornos, como en otras muchas afecciones mentales, la respuesta está en factores múltiples, es decir, se debe a cuestiones genéticas, biológicas o psicosociales.

Por ejemplo, podría darse un caso de depresión tras haber vivido una experiencia chocante y repentina, en cuyo caso, el desencadenante sería un suceso que entra dentro de los factores psicosociales.

Como ves, la depresión es algo más que mostrar signos de tristeza, por lo que los síntomas relacionados con este trastornos son mucho más diversos.

Estos son algunos de ellos:

8 síntomas habituales de la depresión

1- Alteraciones en el apetito

2- Variaciones en los hábitos de sueño

3- Alteraciones en los movimientos (agitación o enlentecimiento)

4- Pérdida de la energía o aparición de fatiga

5- Sentimientos de culpa o desvalorización

6- Reducción de la capacidad de concentración o pensamiento

7- Dudas o indecisión

8- Pensamiento repetitivo en la muerte

Consecuencias de los síntomas de la depresión

Es lógico pensar que todos los síntomas anteriores conllevan alteraciones en tu vida diaria cuando comienzas a padecerlos, y de hecho, son esas consecuencias las que llevan a las persona a comenzar tratamientos para superar la depresión, ya que la incapacitación va aumentando con el tiempo hasta condicionar radicalmente tu vida.

La mayoría de las consecuencias de la aparición de un trastorno depresivo tienen que ver con el deterioro de las relaciones sociales y laborales.

Vas perdiendo interés poco a poco en esas relaciones y en las actividades paralelas, como las aficiones que pudieras tener.

Por ejemplo, la pareja (que vive en primera persona el proceso) puede percibir una reducción del apetito a la hora de alimentarse, y la disminución del deseo sexual.

Respecto a los hábitos de sueño, lo más habitual es empezar a perder calidad del mismo y que aparezca insomnio, con las consecuencias paralelas que ello supone.

También pueden darse cambios en los movimientos corporales, por ejemplo, mostrarse agitado, no poder estar quieto, frotarse las manos etc. En este sentido, se puede percibir que la capacidad de pensar se ralentiza, por lo que también se percibe una disminución del ritmo y fluidez de palabra.

El lenguaje corporal comienza a transmitir falta de energía y sensación de cansancio constante, con posturas que proyectan esa fatiga, como los hombros caídos.

Tus procesos mentales y pensamientos pueden alterarse de varias formas, por ejemplo, puedes sentirte inútil o comenzar a valorar sucesos triviales como profundamente negativos.

En resumen

Como has podido observar, la depresión es un trastorno que puede tener consecuencias que condicionan tu vida muy negativamente.

Sin embargo, seguro que conoces historias de personas que han pasado por situaciones de este tipo y han conseguido salir a flote y reconducir su vida.

Si necesitas ayuda, si quieres tener herramientas para dejar el consumo, escríbenos te podemos ayudar

Consentimiento

15 + 2 =

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookiesMás información

ACEPTAR
Aviso de cookies